Una startup argentina, entre las empresas seleccionadas como «el futuro de la alimentación»

Savetic (Buenos Aires, Argentina) desarrolla un software que rastrea los productos de un supermercado para analizar datos y predecir tendencias para reducir desperdicios.

“Quienes trabajan con este tipo de productos en los supermercados saben la problemática a la que se enfrentan: vencimientos, alimentos que se tiran, problemas logísticos y costos para la devolución al productor”, explican en su descripción.

Agros (Piura, Perú) permite crear identidades virtuales para los agricultores que no pueden validar su negocio, permitiendo que accedan a servicios que de otra manera no estarían disponibles para ellos.

Bio Natural Solutions (Lima, Perú) reutiliza residuos de frutas tropicales para desarrollar una protección segura y natural para frutas y vegetales que duplica su vida en almacén y es 100% libre de tóxicos.

Ciencia Pura (Santiago, Chile) mejora la productividad del campo con un software (IoT) que ilumina a las plantas durante sus diferentes etapas de crecimiento cuando la luz natural es insuficiente.

 

ClearLeaf (San José, Costa Rica) crea un fungicida natural y completamente libre de tóxicos, que mejora el crecimiento de las plantas y disminuye los riesgos de salud de los agricultores y los consumidores.

Costa Rica Insect Company (Cartago, Costa Rica) crea soluciones nutricionales a base de insectos, con 0% de desperdicio, que atacan la escasez de alimentos y la desnutrición. Utiliza 90% menos cantidad de agua y espacio que las soluciones actuales de proteína animal.

Digital Twin Corporation (Guatemala, Guatemala) ayuda a los agricultores a tomar decisiones a través de información predictiva generada por su plataforma prototipo IoT, la cual usa dispositivos en forma de fruta para viajar junto a las frutas reales en la cadena de suministro para capturar información.

Done Properly Co (Santiago, Chile) usa microorganismos y tecnología de fermentación para transformar materias primas y obtener proteína 100% natural y sustentable.

Faba (São Leopoldo, Brasil) extrae proteína de los garbanzos de manera sustentable.

Fotortec (Santiago, Chile) transforma residuos agrícolas en champiñones que pueden ser utilizados en diferentes industrias, por ejemplo, como potenciadores de sabor y proteína en la industria alimenticia.

Guru Inc (Rodney Bay, St Lucia) opera un mercado digital que ayuda a los agricultores a alinear su producción con la futura demanda.

ManejeBem (Florianópolis, Brasil) ofrece “Manejechat”, una aplicación que ayuda a los pequeños agricultores a comunicarse con técnicos para resolver problemas que puedan surgir durante la cosecha.

Plant Squad (Ciudad de México, México) desarrolla proteína a base de plantas con balance nutrimental y conciencia ambiental.

Rit (Santiago, Chile) opera un mercado digital que vende la merma alimenticia de restaurantes locales a un precio reducido.

SensaIOTech (São Paulo, Brasil) opera una plataforma que monitorea las cosechas y recolecta información para identificar y predecir plagas.

Sensix (Minas Gerais, Brasil) usa drones e inteligencia artificial para mapear la fertilidad de la tierra y otro tipo de información, para mejorar la toma de decisiones y predecir la productividad.

SiembraCo (Bogotá, Colombia) permite a sus usuarios, usualmente restaurantes, comprar el equivalente virtual de una parcela que es administrada por agricultores locales en donde pueden cosechar lo que consumen y eliminar intermediarios.

Suyana (Santiago, Chile) proporciona seguros climáticos contra riesgos agrícolas catastróficos en lugares donde hay poca información histórica disponible.

The Earth Says (Santiago, Chile) analiza la abundancia de polinizadores en tiempo real para incrementar el rendimiento de las cosechas.

UrbanaGrow  (Santiago, Chile) crea granjas modulares que pueden ser colocadas en cualquier lugar para crecer vegetales durante cualquier época del año.

Cabe destacar que los emprendedores seleccionados recibirán por parte de  Village Capital conexiones y mentorías personalizadas con potenciales clientes, inversionistas, y expertos de la industria. Además, dos proyectos (de cada uno de los 2 cohorts) serán elegidos entre los participantes para recibir 20 mil dólares de financiamiento para apoyar sus operaciones.

Las startups escogidas están impactando en el sustento de los agricultores, la alimentación de las poblaciones en crecimiento, la prevención del desperdicio de comida, y el fortalecimiento de la productividad agrícola.